Nuestra Historia

En 1923 nace, por visión de su fundador, Don Juan Alladio, la Empresa Hijos de Juan Alladio. en sus comienzos y en firma artesanal, construían los propios ataúdes, los que por entonces eran muy simples, ya que se fabricaban en madera rustica y apenas forrados en raso o similar, únicamente se diferenciaba el color de su tela rosa cuando era señora, negro si era varón y blanco para solteras o niños. la particularidad estaba en que se construían individualmente, o en algunos casos, se tomaban las medidas.

El servicio velatorio se realizaba en el domicilio particular y para el sepelio utilizaban vagonetas tiradas por dos caballos a modo de carroza fúnebre. Cuando el servicio era en zona rural, con el mismo carruaje se transportaba el ataúd y la capilla ardiente. El personal pernoctaba en el lugar hasta el día siguiente, que se realizaba la inhumación correspondiente.

A partir de 1963, se inician grandes cambios en nuestra empresa, incorporando autos fúnebres y la construcción y habilitación de sala velatoria que reemplazaría el servicio de carruajes y el velatorio en domicilios particulares, lo cual representaba toda una innovación para ese entonces.

Con el paso del tiempo la empresa fue creciendo y en consecuencia se detectan nuevas necesidades del mercado, por lo que la gerencia de la misma, inicia un plan para otorgar mayores servicios y beneficios, creándose así servicios sociales. El proceso de instauración de este nuevo sistema, se inicia en el año 1980, lo que implica el cambio de nombre de la firma, denominándose Servicios Sociales Hijos de Juan Alladio, cuyo objetivo principal es brindar mayor protección a los grupos familiares a un bajo costo.

Desde este momento apostamos a la excelencia de los servicios en cada area y para cumplirlo fue necesario realizar importantes cambios e inversiones, como la construcción de nuevas salas velatorias, renovación de flota de vehículos, ampliación de atención a familiares y comodidades estructurales, para brindar un servicio de sepelio acorde a las necesidades de la gente. También se crea el sistema prepago con aportes mensuales, lo que asegura a las personas adheridas, prestaciones sin cargo.

En el año 1994, se incorpora el predio del cementerio parque Los Lirios, lo que nos permite ampliar aun mas nuestros servicios. En el año 2001, ante el requerimiento de nuestros asociados, instalamos Farmacia Aladio y el Centro de Atenciones Primarias de Hijos de Juan Alladio.

Comercios que confían en nosotros

Incorporando nuestro servicio de Coberturas ampliamos nuestras alianzas con comercios que ofrecen descuentos y beneficios a nuestros clientes.